Interpretacion de la ley penal

Share Button

1. Concepto e interpretación jurídica


La Interpretación jurídica es una actividad encomendada a diversos sujetosque tiene
como fin atribuir, indagar o esclarecer el sentido de las diferentes manifestaciones del Derecho
empleando para ello diversos criterios o métodos. La actividad interpretativa se concibe como
una labor que puede y debe ser desarrollada a lo largode las distintas fases.

2. la importancia de la actividad interpretativa en los procesos de creación y aplicación del Derecho


Desde los planteamientos del positivismo legalista seentiende que la tarea de
interpretación de la ley se enmarca dentro del proceso de aplicación del D, y además está
sometida a unos criterios rígidos y predeterminados. Se considera así, que el Derecho existe y
encuentra su sentido únicamente cuandoes aplicado pero que, frente al carácter de generalidad
que rige en el ámbito de las normas jurídicas, la realidad sobre la que el D ha de proyectarse 

generando de esta manera la aplicación de las consecuencias jurídicas previstas.
Desde esta perspectiva el intérprete actúa como un intermediario entre la norma y la
realidad, entre el hecho y el Derecho, siendo la interpretación jurídica fundamentalmente una
“interpretación normativa”. Los seguidores de las corrientes realistas y sociologistas entienden
que las normas jurídicas son pautas o guías que han de ser seguidas en la investigación y
establecimiento del Derecho y por ello conciben la interpretación jurídica como un conjunto de
actividades con las que se pretende averiguar o establecer el sentido auténtico  derecho.                                                                                                                                                                                                         

3. El objeto de la interpretación: las normas y los hechos


En nuestra cultura jurídica continental se ha hecho evidente en los últimos años que los
jueces no son, como pretendía la mentalidad positivista, meros proclamadores de las normas
jurídicas. Ello ha tenido dos consecuencias importantes en el ámbito de la interpretación
jurídica: por un lado, el abandono de la tajante separación entre hechos y normas, y por otro, el
cuestionamiento de la tesis que proclamaba la labor judicial como una mera actividad lógico-formal.

Por lo que se refiere al establecimiento de los hechos probados los jueces se encuentran
frecuentemente con diferentes problemas que deben ser valorados con un cierto margen de
libertad. Es el caso de determinados problemas en el elemento de la prueba, cuando no hay
acuerdo sobre el supuesto de hecho (declaraciones oscuras o contradictorias, falta de pruebas,
etc.); o de ciertos problemas de calificación jurídica, cuando no es fácil dilucidar si los hechos
probados integran o no un caso que pueda subsumirse en el supuesto de hecho de la norma.
Pueden existir problemas de relevancia, cuando existen dudas acerca de la existencia de
una norma que contemple el supuesto de hecho de que se trata; o problemas de estricta
interpretación, tanto en el caso de que existan dudas entre varias normas potencialmente
aplicables como en el caso deque una norma pueda admitir más de un sentido o significado.
El núcleo de la decisión judicial radica en la interconexión de los hechos y las normas.
La evaluación misma de los hechos está predeterminada por la existencia de normas, así como
la interpre tación de las normas en cada caso concreto depende en gran medida de dicha
valoración fáctica. Toda interpretación jurídica supone una combinación de actos de
conocimiento y actos de voluntad.

4. Los principales tipos de interpretación jurídica


tradicionalmente se ha diferenciado entre:
interpretación auténtica (efectuada por el creador de
la norma);
interpretación usual o jurisprudencial (realizada por los órganos aplicadores del
Derecho) e interpretación doctrinal (llevada a cabo por los juristas especialistas en la materia).
Respecto a la interpretación auténtica, ha de tenerse en cuenta, que la complejidad de la
vida jurídica en las modernas sociedades no permite a los órganos legislativos disponer de
nuevas oportunidades para replantearse el sentido atribuido a las normas que han elaborado.
Más que una tarea de interpretación se estaría realizando un proceso de reelaboración de una
nueva norma, más clara, y precisa que la anterior.
La interpretación usual o jurisprudencial se realiza por los jueces, magistrados y
Tribunales. Además, las interpretaciones jurídicas contenidas en sus resoluciones actúan en
muchas ocasiones como medio de integración jurídica y como elemento informador y orientador
de la práctica jurídica.
La interpretación doctrinal o científica analiza en conjunto los problemas, regulaciones
y conflictos jurídicos, resultando de utilidad tanto respecto a la tarea de creación del Derecho
como en relación con la actividad de aplicación del Derecho. Hoy en día la interpretación
jurídica se realiza principalmente en el ámbito judicial y doctrinal, complementándose ambos
mutuamente.
También podemos distinguir diferentes tipos de interpretación según cuál sea el
resultado que produce o la incidencia que la interpretación tiene sobre el ordenamiento jurídico.
Desde este punto de vista, se distingue entre interpretación estricta, interpretación extensiva e
interpretación restrictiva.

Por interpretación extensiva hay que entender aquella que tiende a dotar a las normas
jurídicas del contenido más amplio posible, y por tanto, extiende el significado hasta el límite de
su sentido literal (por ejemplo el término hijos englobaría también a los hijastros, a los menores
sometidos a tutela e incluso a los hijos políticos).
En relación con este tipo de interpretación se plantea el problema de su diferenciación
con la analogía. El criterio habitualmente utilizado para distinguir entre interpretación extensiva
y analogía, es el de el sentido literal posible, es decir, se entiende que cuando se sobrepasa este
límite ya no resulta posible afirmar que el sentido atribuido estaba previsto en la norma y por
tanto estaríamos en el ámbito de la analogía (sería analogía la inclusión dentro del término hijos
a los descendientes más lejanos: nietos, biznietos, etc.).
Por lo que se refiere a la interpretación restrictiva, sería la realizada para limitar o
circunscribir al máximo el sentido literal de las normas. A través de la interpretación extensiva y
restrictiva se logra no sólo fijar el significado y sentido de las normas sino también realizar una
tarea de armonización e integración del propio ordenamiento jurídico.

5. El debate sobre los diversos métodos de interpretación jurídica


La interpretación jurídica también está condicionada por el orden jurídico-político en el
que dicha tarea ha de desarrollarse. En los regímenes políticos autocráticos la interpretación
debe fijar el sentido de las normas siguiendo los criterios literal e histórico, todo ello con base
en una concepción subjetivista de la interpretación. En cambio, en los sistemas democrático-parlamentarios.
Además como la actividad interpretativa sitúa al intérprete ante una serie de opciones o
variantes, resulta necesario precisar si ha derealizar su tarea ajustándose a unas pautas, reglas o
criterios, o si se puede actuar con absoluta libertad, sin sujeción a límite alguno.
Las modernas teorías de la interpretación se decantan principalmente por aquellos
criterios (teleológicos y sociológicos) que permiten realizar una interpretación evolutiva de las
normas.

5.1. Criterio literal o gramatical


Suele ser el inicialmente empleado por el intérprete que, en el desarrollo de su tarea,
necesita desentrañar el significado de las expresiones lingüisticas utilizadas en las normas, lo
que contribuye además a establecer su alcance y significación mediante un examen imparcial
del texto.

5.2. Criterio lógico-conceptual



Se trataría de llevar a cabo una disgregación de la norma en sus elementos integrantes,
analizando la relación que los conceptos en ella contenidos guardan con otros conceptos o con
principios jurídicos semejantes para, posteriormente, realizar su reconstrucción atribuyendo un
significado y sentido más exacto.

5.3. Criterio sistemático


conexión la norma objeto de interpretación con otras normas del ordenamiento jurídico, con la finalidad de fijar su significado y sentido en
relación con el contexto en el que se sitúa en función del lugar o posición que la norma ocupa en el ordenamiento jurídico.
Las normas jurídicas forman parte de un conjunto que las completa, complementa o
limita y, por tanto, el sentido y alcance de cada norma deberá fijarse teniendo en cuenta la
relación existente con otras normas de su ámbito.

5.4. Criterio histórico


El intérprete intenta establecer el significado de la norma mediante el análisis de su
proceso de elaboración, examinando los diferentes materiales que condujeron a su creación. Se
trataría de dotar de sentido a la norma a partir del estudio de las circunstancias jurídicas,
políticas y sociales existentes en el momento de su promulgación.

5.5. Criterio teleológico o finalista


Toda regulación jurídica persigue la consecución de unos determinados fines, el
establecimiento de unos valores, el cumplimiento de una serie de funciones sociales y por ello,
en ocasiones el intérprete debe atribuir a las normas jurídicas un significado y sentido acorde
con esos objetivos.
Cada disposición legal ha de ser interpretada de forma que, dentro del marco fijado por
el sentido literal y lógico-sistemático, se puedan realizar los fines para los que la norma fue
creada, teniendo en cuenta, además, los fines objetivos del Derecho.
La interpretación teleológica está sometida a límitesde carácter formal y material que
pretenden que la interpretación que se alcance no genere contradicciones en el orden jurídico.
Los criterios de interpretación pueden actuar de forma complementaria y su
interrelación debe conducir siempre a la búsqueda de la interpretación más justa y armónica
Por ultimo, dentro de la interpretación jurídica se debe hacer referencia a la
interpretación constitucional puesto que en ocasiones, las normas constitucionales presentan
conceptos y principios que han de ser dotados de significación y sentido. Hay que tener presente
que las Constituciones son normas cualitativamente superiores, actúan como normas-parámetro
y normas-contenido. Por tanto, la interpretación desde la Constitución supone la necesidad de
interpretar todo el ordenamiento jurídico de conformidad con el texto constitucional.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *