Notificación en la residencia del acto administrativo

Share Button

LEY DE EXPROPIACIÓN
Nueva Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 25 de Noviembre de 1936
TEXTO VIGENTE
Última reforma publicada DOF 05-06-2009
Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Presidencia de la
República.
Lázaro Cárdenas, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, a sus habitantes,
sabed:
Que el H. Congreso de la Uníón se ha servido dirigirme el siguiente
DECRETO:
“El Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, decreta:
LEY DE Expropiación
Artículo 1o.-

La presente ley es de interés público y tiene por objeto establecer las causas de utilidad
pública y regular los procedimientos, modalidades y ejecución de las expropiaciones.
Párrafo adicionado DOF 05-06-2009
Se consideran causas de utilidad pública:
I.-
El establecimiento, explotación o conservación de un servicio público;

II.-


La apertura, ampliación o alineamiento de calles, la construcción de calzadas, puentes, caminos y
túneles para facilitar el tránsito urbano y suburbano;

III.-


El embellecimiento, ampliación y saneamiento de las poblaciones y puertos, la construcción de
hospitales, escuelas, parques, jardines, campos deportivos o de aterrizaje, construcciones de oficinas
para el Gobierno Federal y de cualquier obra destinada a prestar servicios de beneficio colectivo.
Fracción reformada DOF 30-12-1949

III Bis


La construcción de obras de infraestructura pública y la prestación de servicios públicos, que
requieran de bienes inmuebles y sus mejoras, derivada de concesión, de contrato o de cualquier acto
jurídico celebrado en términos de las disposiciones legales aplicables.
Fracción adicionada DOF 05-06-2009

IV.-


La conservación de los lugares de belleza panorámica, de las antigüedades y objetos de arte, de
los edificios y monumentos arqueológicos o históricos, y de las cosas que se consideran como
carácterísticas notables de nuestra cultura nacional;

V.-


La satisfacción de necesidades colectivas en caso de guerra o trastornos interiores; el
abastecimiento de las ciudades o centros de población, de víveres o de otros artículos de consumo
necesario, y los procedimientos empleados para combatir o impedir la propagación de epidemias,
epizootias, incendios, plagas, inundaciones u otras calamidades públicas;

VI.-


Los medios empleados para la defensa nacional o para el mantenimiento de la paz pública;

LEY DE EXPROPIACIÓN

VII.- La defensa, conservación, desarrollo o aprovechamiento de los elementos naturales susceptibles
de explotación;

VIII.-


La equitativa distribución de la riqueza acaparada o monopolizada con ventaja exclusiva de una
o varias personas y con perjuicio de la colectividad en general, o de una clase en particular;

IX.-


La creación, fomento o conservación de una empresa para beneficio de la colectividad;
X.-
Las medidas necesarias para evitar la destrucción de los elementos naturales y los daños que la
propiedad pueda sufrir en perjuicio de la colectividad;

XI.-


La creación o mejoramiento de centros de población y de sus fuentes propias de vida;

XII.-


Los demás casos previstos por leyes especiales.

Artículo 2o.-


En los casos comprendidos en el artículo anterior, la Secretaría de Estado competente
emitirá la declaratoria de utilidad pública, conforme a lo siguiente:

I


La causa de utilidad pública se acreditará con base en los dictáMenes técnicos correspondientes.

II


La declaratoria de utilidad pública se publicará en el Diario Oficial de la Federación y, en su caso,
en un diario de la localidad de que se trate, y se notificará personalmente a los titulares de los bienes y
derechos que resultarían afectados.
En caso de ignorarse quiénes son los titulares o bien su domicilio o localización, surtirá efectos de
notificación personal una segunda publicación de la declaratoria en el Diario Oficial de la Federación,
misma que deberá realizarse dentro de los cinco días hábiles siguientes a la primera publicación.

III


Los interesados tendrán un plazo de quince días hábiles a partir de la notificación o de la segunda
publicación en el Diario Oficial de la Federación para manifestar ante la Secretaría de Estado
correspondiente lo que a su derecho convenga y presentar las pruebas que estimen pertinentes.

IV


En su caso, la autoridad citará a una audiencia para el desahogo de pruebas, misma que deberá
verificarse dentro de los ocho días hábiles siguientes a la recepción de las manifestaciones a que se
refiere el párrafo anterior. Concluida dicha audiencia, se otorgará un plazo de tres días hábiles para
presentar alegatos de manera escrita.

V


Presentados los alegatos o transcurrido el plazo para ello sin que se presentaren, la autoridad
contará con un plazo de diez días hábiles para confirmar, modificar o revocar la declaratoria de utilidad
pública.

VI


La resolución a que se refiere la fracción anterior no admitirá recurso administrativo alguno y
solamente podrá ser impugnada a través del juicio de amparo.

VII


El Ejecutivo Federal deberá decretar la expropiación a que se refiere el artículo 4o de esta Ley,
dentro de los treinta días hábiles siguientes a que se haya dictado la resolución señalada en la fracción V
que antecede. Transcurrido el plazo sin que se haya emitido el decreto respectivo, la declaratoria de
utilidad pública quedará sin efectos. En caso de que se interponga el juicio de amparo, se interrumpirá el
plazo a que se refiere esta fracción, hasta en tanto se dicte resolución en el mismo.
Artículo reformado DOF 05-06-2009

Artículo 3o.-


La Secretaría de Estado competente integrará y tramitará el expediente respectivo.

LEY DE EXPROPIACIÓN

Cuando la promovente sea una entidad paraestatal, solicitará a la dependencia coordinadora de
sector la emisión de la declaratoria.
Artículo reformado DOF 22-12-1993, 05-06-2009

Artículo 4o.-


Procederá la expropiación previa declaración de utilidad pública a que se refiere el
artículo anterior.
La declaratoria de expropiación, de ocupación temporal o de limitación de dominio, se hará mediante
decreto del Ejecutivo Federal que se publicará en el Diario Oficial de la Federación.
Los propietarios e interesados legítimos de los bienes y derechos que podrían resultar afectados
serán notificados personalmente del decreto respectivo, así como del avalúo en que se fije el monto de la
indemnización.
La notificación se hará dentro de los quince días hábiles posteriores a la fecha de publicación del
decreto. En caso de que no pudiere notificarse personalmente, por ignorarse quiénes son las personas o
su domicilio o localización, surtirá los mismos efectos una segunda publicación en el Diario Oficial de la
Federación, misma que deberá realizarse dentro de los cinco días hábiles siguientes a la primera
publicación.
Artículo reformado DOF 22-12-1993, 05-06-2009

Artículo 5o.-


Dentro de los diez días hábiles siguientes a la notificación del decreto correspondiente,
los interesados podrán acudir al procedimiento judicial a que se refiere el artículo 11 de la presente Ley.
El único objeto del procedimiento a que se refiere el párrafo anterior será controvertir el monto de la
indemnización y, en su caso, exigir el pago de daños y perjuicios.
Artículo reformado DOF 22-12-1993, 05-06-2009

Artículo 6o.-


De cuestionarse la titularidad del bien o derecho expropiado, la indemnización
correspondiente será depositada y puesta a disposición de la autoridad que conozca del recurso
respectivo, para que la asigne a quienes resulten titulares legítimos del bien o derecho, en los montos
que corresponda.
Artículo reformado DOF 05-06-2009

Artículo 7o.-


Una vez decretada la expropiación, ocupación temporal o limitación de dominio la
autoridad administrativa que corresponda procederá a la ocupación inmediata del bien de cuya
expropiación u ocupación temporal se trate, o impondrá la ejecución inmediata de las disposiciones de
limitación de dominio que procedan.
La interposición de cualquier medio de defensa, no suspenderá la ocupación o ejecución inmediata
señalada en el párrafo anterior.
El decreto en el que se ordene la ocupación temporal o la limitación de dominio no admitirá recurso
administrativo alguno y sólo podrá impugnarse a través del juicio de amparo.
Artículo reformado DOF 05-06-2009

Artículo 8o.-


En los casos a que se refieren las fracciones III Bis, V, VI y X del artículo 1o. De esta ley,
el Ejecutivo Federal hará la declaratoria de utilidad pública, decretará la expropiación, ocupación temporal
o limitación de dominio y ordenará la ejecución inmediata de la medida de que se trate. Tratándose de la
expropiación, no será aplicable lo dispuesto en las fracciones III a VII del artículo 2o de esta Ley.
Esta resolución no admitirá recurso administrativo alguno y solamente podrá ser impugnada a través
del juicio de amparo.

LEY DE EXPROPIACIÓN

En los casos a que se refiere el primer párrafo de este artículo, durante la tramitación del juicio de
amparo que en su caso se instaure, no podrá suspenderse la ejecución de la expropiación, la ocupación
temporal o la limitación de dominio.
Artículo reformado DOF 05-06-2009

Artículo 9o.-


Si los bienes que han originado una declaratoria de expropiación, ocupación temporal o
limitación de dominio no fueren destinados total o parcialmente al fin que dio causa a la declaratoria
respectiva, dentro del término de cinco años, el propietario afectado podrá solicitar a la autoridad que
haya tramitado el expediente, la reversión total o parcial del bien de que se trate, o la insubsistencia de la
ocupación temporal o limitación de dominio, o el pago de los daños causados.
Dicha autoridad dictará resolución dentro de los cuarenta y cinco días hábiles siguientes a la
presentación de la solicitud. En caso de que se resuelva la reversión total o parcial del bien, el propietario
deberá devolver únicamente la totalidad o la parte correspondiente de la indemnización que le hubiere
sido cubierta.
El derecho que se confiere al propietario en este Artículo, deberá ejercerlo dentro del plazo de dos
años, contado a partir de la fecha en que sea exigible.
Artículo reformado DOF 22-12-1993

Artículo 10.-


El precio que se fijará como indemnización por el bien expropiado, será equivalente al
valor comercial que se fije sin que pueda ser inferior, en el caso de bienes inmuebles, al valor fiscal que
figure en las oficinas catastrales o recaudadoras.
Artículo reformado DOF 22-12-1993

Artículo 11.-


Cuando se controvierta el monto de la indemnización a que se refiere el artículo anterior,
se hará la consignación al juez que corresponda, quien fijará a las partes el término de tres días para que
designen sus peritos, con apercibimiento de designarlos el juez en rebeldía, si aquéllos no lo hacen.
También se les prevendrá designen de común acuerdo un tercer perito para el caso de discordia, y si no
lo nombraren, será designado por el juez.

Artículo 12.-


Contra el auto del juez que haga la designación de peritos, no procederá ningún recurso.

Artículo 13.-


En los casos de renuncia, muerte o incapacidad de alguno de los peritos designados, se
hará nueva designación dentro del término de tres días por quienes corresponda.

Artículo 14.-


Los honorarios de cada perito serán pagados por la parte que deba nombrarlo y los del
tercero por ambas.

Artículo 15.-


El juez fijará un plazo que no excederá de sesenta días para que los peritos rindan su
dictamen.

Artículo 16.-


Si los peritos estuvieren de acuerdo en la fijación del valor de las mejoras o del demérito,
el juez de plano fijará el monto de la indemnización; en caso de inconformidad, llamará al tercero, para
que dentro del plazo que le fije, que no excederá de treinta días, rinda su dictamen. Con vista de los
dictáMenes de los peritos, el juez resolverá dentro del término de diez días lo que estime procedente.

Artículo 17.-


Contra la resolución judicial que fije el monto de la indemnización, no cabrá ningún
recurso y se procederá al otorgamiento de la escritura respectiva que será firmada por el interesado o en
su rebeldía por el juez.

LEY DE EXPROPIACIÓN

Artículo 18.- Si la ocupación fuere temporal, el monto de la indemnización quedará a juicio de peritos
y a resolución judicial, en los términos de esta ley. Esto mismo se observará en el caso de limitación de
dominio.

Artículo 19.-


El importe de la indemnización será cubierto por el Estado, cuando la cosa expropiada
pase a su patrimonio.
Cuando la cosa expropiada pase al patrimonio de persona distinta del Estado, esa persona cubrirá el
importe de la indemnización.
Estas disposiciones se aplicarán, en lo conducente, a los casos de ocupación temporal o de limitación
al derecho de dominio.

Artículo 20.-


La indemnización deberá pagarse en moneda nacional a más tardar dentro de los
cuarenta y cinco días hábiles siguientes a la publicación del decreto de expropiación, sin perjuicio de que
se convenga su pago en especie.
Salvo en los casos a que se refiere el artículo 8o de la Ley, la autoridad podrá proceder a la ocupación
del bien o a la disposición del derecho objeto de la expropiación una vez cubierto el monto de la
indemnización fijado en el avalúo.
En caso de que el afectado controvierta el monto de la indemnización, se estará a lo dispuesto en el
artículo 11 del presente ordenamiento. Esta circunstancia no será impedimento para que la autoridad
proceda a la ocupación del bien o a la disposición del derecho expropiado.
La indemnización por la ocupación temporal o por la limitación de dominio consistirá en una
compensación a valor de mercado, así como los daños y perjuicios, si los hubiere, que pudieran
ocasionarse por la ejecución de dichas medidas, misma que deberá pagarse conforme al plazo referido
en el párrafo primero de este artículo.
Artículo reformado DOF 22-12-1993, 05-06-2009

Artículo 20 BIS.-


El Jefe de Gobierno del Distrito Federal, en los términos de esta ley, podrá declarar
la expropiación, ocupación temporal, total o parcial, o la simple limitación de los derechos de dominio, en
los casos en que se tienda a alcanzar un fin cuya realización competa al gobierno local del Distrito
Federal conforme a sus atribuciones y facultades constitucionales y legales.
La declaratoria de expropiación se hará en los términos previstos en esta ley.
Párrafo reformado DOF 05-06-2009
La Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal, señalará la dependencia a la que
corresponda tramitar el expediente de expropiación, de ocupación temporal o de limitación de dominio, la
que conocerá del procedimiento a que se refiere el artículo 2o de esta ley.
Párrafo reformado DOF 05-06-2009
Artículo adicionado DOF 04-12-1997

Artículo 21.-


Esta Ley es de carácter federal en los casos en que se tienda a alcanzar un fin cuya
realización competa a la Federación conforme a sus facultades constitucionales, y de carácter local para
el Distrito Federal.
La aplicación de esta Ley se entenderá sin perjuicio de lo dispuesto por los tratados internacionales de
que México sea parte y, en su caso, en los acuerdos arbitrales que se celebren.

LEY DE PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO DEL DISTRITO FEDERAL.
TITULO PRIMERO DISPOSICIONES GENERALES
CAPITULO ÚNICO
Artículo 1º.-

Las disposiciones de la presente Ley son de orden e interés públicos y tienen por objeto regular los actos y procedimientos de la Administración Pública del Distrito Federal. En el caso de la Administración Publica Paraestatal, sólo será aplicable la presente Ley, cuando se trate de actos de autoridad provenientes de organismos descentralizados que afecten la esfera jurídica de los particulares.
Quedan excluidos de la aplicación de esta Ley los actos y procedimientos administrativos relacionados con las materias de carácter financiero, fiscal, en lo relativo a la actuación del Ministerio Público en ejercicio de sus funciones constitucionales y legales, seguridad publica, electoral, participación ciudadana, del notariado, así como de justicia cívica en el Distrito Federal; las actuaciones de la Contraloría General, en lo relativo a la determinación de responsabilidades de los servidores públicos; y de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, en cuanto a las quejas de que conozca y recomendaciones que formule.
En relación a los créditos fiscales, no se excluyen de la aplicación de esta Ley lo relativo a las multas administrativas, derivadas de las infracciones por violaciones a las disposiciones de orden administrativo local.

Artículo 2º.-


Para los efectos de la presente Ley, se entenderá por:
I. Acto Administrativo: Declaración unilateral de voluntad, externa, concreta y ejecutiva, emanada de la Administración Pública del Distrito Federal, en el ejercicio de las facultades que le son conferidas por los ordenamientos jurídicos, que tiene por objeto crear, transmitir, modificar, reconocer o extinguir una situación jurídica concreta, cuya finalidad es la satisfacción del interés general.
II. Administración Pública: Dependencias y entidades que integran a la Administración Central y Paraestatal del Distrito Federal, en los términos de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal;
III. Afirmativa ficta: Figura jurídica por virtud de la cual, ante la omisión de la autoridad de emitir una resolución de manera expresa, dentro de los plazos previstos por esta Ley o los ordenamientos jurídicos aplicables al caso concreto, se entiende que resuelve lo solicitado por el particular, en sentido afirmativo;
DEPARTAMENTO DE Administración DE DOCUMENTOS Y WEB 1 ASAMBLEA LEGISLATIVA DEL DISTRITO FEDERAL, III LEGISLATURA


IV. Anulabilidad: Reconocimiento del órgano competente, en el sentido de que un acto administrativo no cumple con los requisitos de validez que se establecen en esta Ley u otros ordenamientos jurídicos; y que es subsanable por la autoridad competente al cumplirse con dichos requisitos;
V. Autoridad: Persona que dispone de la fuerza pública, en virtud de circunstancias legales o de hecho;
VI. Autoridad competente: Dependencia, Órgano Desconcentrado, Órgano Político Administrativo o Entidad de la Administración Pública del Distrito Federal facultada por los ordenamientos jurídicos, para dictar, ordenar o ejecutar un acto administrativo;
VII. Causahabiente: Persona que sucede o se subroga en el derecho de otra;
VIII. Documento Administrativo: aquel que contiene una declaración de voluntad decisoria de una autoridad competente sobre el ámbito de su competencia;
IX. Se deroga;
X. Formalidades: Principios esenciales del procedimiento administrativo, relativos a las garantías de legalidad, seguridad jurídica, audiencia e irretroactividad, que deben observarse para que los interesados obtengan una decisión apegada a derecho;
XI. Incidente: Cuestiones que surgen dentro del procedimiento administrativo, que no se refieren al negocio o asunto principal, sino a la validez del proceso en sí mismo;
XII. Interesado: Particular que tiene un interés legítimo respecto de un acto o procedimiento administrativo, por ostentar un derecho legalmente tutelado;
XIII. Interés Legítimo: Derecho de los particulares para activar la actuación pública administrativa en defensa del interés público y la protección del orden jurídico;
XIII. Bis. Interés Jurídico: Derecho subjetivo de los particulares derivado del orden jurídico, que le confiere facultades o potestades específicas expresadas en actos administrativos, tales como concesiones, autorizaciones, permisos, licencias, registros y declaraciones.
XIV. Interlocutoria: Resolución que se dicta dentro del procedimiento administrativo para resolver algún incidente;
XV. Ley: Ley de Procedimiento Administrativo del Distrito Federal;
XVI. Ley Orgánica: Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal;
XVII. Ley de Responsabilidades: Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos;
XVIII. Manual: Manual de Trámites y Servicios al Público del Distrito Federal, que contiene las carácterísticas de diversos trámites y procedimientos, de acuerdo a los requisitos y plazos que establecen las Leyes y Reglamentos aplicables;
XIX. Negativa Ficta: Figura jurídica por virtud de la cual, ante la omisión de la autoridad de emitir una resolución de manera expresa, dentro de los plazos previstos por esta Ley o los ordenamientos jurídicos aplicables al caso concreto, se entiende que se resuelve lo solicitado por el particular, en sentido negativo;
XX. Normas: Leyes, Reglamentos, Decretos, Acuerdos u otras disposiciones de carácter general, que rijan en el Distrito Federal;
DEPARTAMENTO DE Administración DE DOCUMENTOS Y WEB 2 ASAMBLEA LEGISLATIVA DEL DISTRITO FEDERAL, III LEGISLATURA
XXI. Nulidad: Declaración emanada del órgano competente, en el sentido de que un acto administrativo no cumple con los elementos de validez que se establecen en esta Ley y que por lo tanto no genera efectos jurídicos;
XXII. Procedimiento Administrativo: Conjunto de trámites y formalidades jurídicas que preceden a todo acto administrativo, como su antecedente y fundamento, los cuales son necesarios para su perfeccionamiento, condicionan su validez y persiguen un interés general;
XXIII. Procedimiento de Lesividad: Al procedimiento incoado por las autoridades administrativas, ante el Tribunal, solicitando la declaración de nulidad de resoluciones administrativas favorables a los particulares, por considerar que lesionan a la Administración Pública o el interés público;
XXIV. Resolución Administrativa: Acto administrativo que pone fin a un procedimiento, de manera expresa o presunta en caso del silencio de la autoridad competente, que decide todas y cada una de las cuestiones planteadas por los interesados o previstas por las normas;
XXV. Revocación: Acto administrativo emitido por autoridad competente por virtud del cual se retira y extingue a otro que nacíó válido y eficaz, que tendrá efectos sólo para el futuro, el cual es emitido por causas supervenientes de oportunidad e interés público previstos en los ordenamientos jurídicos que modifican las condiciones iniciales en que fue expedido el original; y
XXVI. Tribunal: Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal.

Artículo 3º.-


La Administración Pública del Distrito Federal ajustará su actuación a la Ley, conforme a los principios de descentralización, desconcentración, coordinación, cooperación, eficiencia y eficacia; y deberá abstenerse de comportamientos que impliquen vías de hecho administrativa contrarias a las garantías constitucionales, a las disposiciones previstas en esta Ley o en otros ordenamientos jurídicos.

Artículo 4º.-


La presente Ley se aplicará de manera supletoria a los diversos ordenamientos jurídicos que regulan a la Administración Pública del Distrito Federal; excepto en lo siguiente: en lo relativo al recurso de Inconformidad previsto en esta Ley, que se aplicará a pesar de lo que en contrario dispongan los diversos ordenamientos jurídicos; en lo que respecta a las Visitas de Verificación, las cuales se sujetarán a lo previsto por esta Ley y el Reglamento que al efecto se expida, en las materias que expresamente contemple este último ordenamiento; y en lo referente al procedimiento de revalidación de licencias, autorizaciones o permisos, así como a las declaraciones y registros previstos en el artículo 35 de esta Ley.
A falta de disposición expresa y en cuanto no se oponga a lo que prescribe esta Ley, se estará, en lo que resulte aplicable, a lo dispuesto por el Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, respecto a las instituciones reguladas por esta Ley.

Artículo 5º.-


El procedimiento administrativo que establece la presente Ley se regirá por los principios de simplificación, agilidad, información, precisión, legalidad, transparencia, imparcialidad y buena fe.
TITULO SEGUNDO DE LOS ACTOS ADMINISTRATIVOS
CAPITULO PRIMERO DE LOS ELEMENTOS Y REQUISITOS DE VALIDEZ DEL ACTO ADMINISTRATIVO
Artículo 6º.-

Se considerarán válidos los actos administrativos que reúnan los siguientes elementos:
I. Que sean emitidos por autoridades competentes, a través del servidor público facultado para tal efecto; tratándose de órganos colegiados, deberán ser emitidos reuniendo el quórum, habiendo cumplido el
DEPARTAMENTO DE Administración DE DOCUMENTOS Y WEB 3 ASAMBLEA LEGISLATIVA DEL DISTRITO FEDERAL, III LEGISLATURA
requisito de convocatoria, salvo que estuvieren presentes todos sus miembros, en los términos de las disposiciones jurídicas aplicables;
II. Que sea expedido sin que en la manifestación de voluntad de la autoridad competente medie error de hecho o de derecho sobre el objeto o fin del acto, dolo, mala fe y/o violencia;
III. Que su objeto sea posible de hecho y esté previsto por el ordenamiento jurídico aplicable, determinado o determinable y preciso en cuanto a las circunstancias de tiempo y lugar;
IV. Cumplir con la finalidad de interés público, derivado de las normas jurídicas que regulen la materia, sin que puedan perseguirse otros fines distintos de los que justifican el acto;
V. Constar por escrito, salvo el caso de la afirmativa o negativa ficta;
VI. El acto escrito deberá indicar la autoridad de la que emane y contendrá la firma autógrafa o electrónica del servidor público correspondiente;
VII. En el caso de la afirmativa ficta, contar con la certificación correspondiente de acuerdo a lo que establece el artículo 90 de esta Ley;
VIII. Estar fundado y motivado, es decir, citar con precisión el o los preceptos legales aplicables, así como las circunstancias especiales, razones particulares o causas inmediatas que se hayan tenido en consideración para la emisión del acto, debiendo existir una adecuación entre los motivos aducidos y las normas aplicadas al caso y constar en el propio acto administrativo;
IX. Expedirse de conformidad con el procedimiento que establecen los ordenamientos aplicables y en su defecto, por lo dispuesto en esta Ley; y
X. Expedirse de manera congruente con lo solicitado y resolver expresamente todos los puntos propuestos por los interesados o previstos por las normas.

Artículo 7º.-


Son requisitos de validez del acto administrativo escrito, los siguientes:
I. Señalar el lugar y la fecha de su emisión. Tratándose de actos administrativos individuales deberá hacerse mención, en la notificación, de la oficina en que se encuentra y puede ser consultado el expediente respectivo;
II. En el caso de aquellos actos administrativos que por su contenido tengan que ser notificados personalmente, deberá hacerse mención de esta circunstancia en los mismos;
III. Tratándose de actos administrativos recurribles, deberá mencionarse el término con que se cuenta para interponer el recurso de inconformidad, así como la autoridad ante la cual puede ser presentado; y
IV. Que sea expedido sin que medie error respecto a la referencia específica de identificación del expediente, documentos o nombre completo de la persona.

Artículo 7 Bis.-


Las declaraciones, registros y revalidaciones previstos en el artículo 35 de la Ley se considerarán válidos cuando los interesados hayan reunido los requisitos señalados en las normas que los regulan.
En todo caso, se considerarán como elementos de validez de estos actos administrativos los previstos en las fracciones I, III, IV, V y IX del artículo 6, así como contar con el sello y firma del servidor público responsable de la unidad receptora de la autoridad competente y contener en el formato correspondiente la fundamentación aplicable, así como los datos, circunstancias especiales, razones particulares o causas inmediatas que, de acuerdo con dicha fundamentación, deba indicar el interesado. Igualmente,
DEPARTAMENTO DE Administración DE DOCUMENTOS Y WEB 4 ASAMBLEA LEGISLATIVA DEL DISTRITO FEDERAL, III LEGISLATURA
será elemento de validez del acto que el particular se haya conducido con verdad al llenar el formato correspondiente.
Estos actos administrativos deberán contener, además, como requisitos de validez el indicado en la fracción IV del artículo 7 de este capítulo y señalar el lugar y la fecha de su presentación.
No surtirá ningún efecto y se tendrán por no realizadas las declaraciones, registros o revalidaciones cuando el particular reincida en falsedad para satisfacer una misma pretensión.
CAPITULO SEGUNDO DE LA EFICACIA Y EJECUTIVIDAD DEL ACTO ADMINISTRATIVO
Artículo 8º.-

Todo acto administrativo será válido mientras su invalidez no haya sido declarada por autoridad competente o el Tribunal, en los términos de los ordenamientos jurídicos aplicables.

Artículo 9º.-


El acto administrativo válido será eficaz, ejecutivo y exigible desde el momento en que surta sus efectos la notificación realizada de conformidad con las disposiciones de esta Ley, o de que se configure en el caso de ser negativa ficta.

Artículo 10.-


Se exceptúan de lo dispuesto en el artículo anterior, los siguientes actos administrativos:
I. Los que otorguen un beneficio, licencia, permiso o autorización al interesado, en cuyo caso su cumplimiento será exigible a partir de la fecha de su emisión, de la certificación de su configuración tratándose de afirmativa ficta o de aquella que tenga señalada para iniciar su vigencia; y
II. Los actos en virtud de los cuales se realicen actos de inspección, investigación o vigilancia, en los términos de esta Ley y demás disposiciones normativas aplicables. En este supuesto, dichos actos serán exigibles desde la fecha en que los expida la Administración Pública del Distrito Federal.

Artículo 11.-


Los actos administrativos de carácter general, tales como decretos, acuerdos, circulares y otros de la misma naturaleza, deberán publicarse en la Gaceta Oficial del Distrito Federal para que produzcan efectos jurídicos y, en su caso, en el Diario Oficial de la Federación para su mayor difusión.
Los actos administrativos de carácter individual, cuando lo prevean los ordenamientos aplicables, deberán publicarse en el referido órgano informativo local.
Los acuerdos delegatorios de facultades, instructivos, manuales y formatos que expidan las dependencias y entidades de la Administración Pública del Distrito Federal, se publicarán previamente a su aplicación, en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

Artículo 12.-


Los actos administrativos que requieran de la aprobación de dependencias o entidades distintas de las que los emitan, en los términos de las normas aplicables, únicamente tendrán eficacia y ejecutividad una vez que se produzca dicha aprobación.

Artículo 13.-


El acto administrativo válido es ejecutorio cuando el ordenamiento jurídico aplicable, reconoce a la Administración Pública del Distrito Federal, la facultad de obtener su cumplimiento mediante el uso de medios de ejecución forzosa.

Artículo 14.-


La ejecución forzosa por la Administración Pública del Distrito Federal, se efectuará respetando siempre el principio de proporcionalidad, por los siguientes medios:
I. Apremio sobre el patrimonio;
II. Ejecución subsidiaria;
III. Multa; y
DEPARTAMENTO DE Administración DE DOCUMENTOS Y WEB 5 ASAMBLEA LEGISLATIVA DEL DISTRITO FEDERAL, III LEGISLATURA
IV. Actos que se ejerzan sobre la persona.
Tratándose de las fracciones anteriores, se estará a lo que establezcan las disposiciones legales aplicables, sin perjuicio de las facultades de ejecución directa a que se refieren los artículos 17, 18 y 19 de esta Ley.
Si fueren varios los medios de ejecución admisible, se elegirá el menos restrictivo de la libertad individual.
Si fuere necesario entrar en el domicilio particular del administrado, la Administración Pública del Distrito Federal deberá observar lo dispuesto por el Artículo 16 Constitucional.

Artículo 14 BIS.-


Procede la ejecución forzosa una vez que se agote el procedimiento respectivo y medie resolución de la autoridad competente en los siguientes casos:
I.- Cuando exista obligación a cargo de los propietarios o poseedores de los predios sobre los que la autoridad competente haya decretado ocupación parcial o total, de retiro de obstáculos que impidan la realización de las obras de utilidad o interés social, sin que las realicen en los plazos determinados.
II.- Cuando haya obligación de demoler total o parcialmente las construcciones que se encuentren en estado ruinoso o signifiquen un riesgo para la vida, bienes o entorno de los habitantes, sin que ésta se ejecute.
III.- Cuando exista la obligación de reparar las edificaciones que así lo requieran de acuerdo con el reglamento de construcciones del Distrito Federal y no se cumpla con ella.
IV.- Cuando los propietarios o poseedores hubieran construido en contravención a lo dispuesto por los programas, siempre que dichas obras se hubieran realizado con posterioridad a la entrada en vigor de los mismos, y no se hicieran las adecuaciones ordenadas, o bien no se procediera a la demolición ordenada en su caso; y
V.- Cuando los propietarios de terrenos sin edificar se abstengan de conservarlos libres de maleza y basura.
El costo de la ejecución forzosa se considera crédito fiscal, en los términos del Código Financiero del Distrito Federal.

Artículo 15.-


No podrá ejercerse coerción directa sobre la persona, salvo que una norma legal lo autorice expresamente; y respetando las garantías otorgadas por la Constitución.

Artículo 16.-


Los medios de coerción deben estar expresamente contemplados y autorizados por las disposiciones jurídicas aplicables.

Artículo 17.-


La ejecución directa del acto por la Administración Pública del Distrito Federal, será admisible cuando se trate de retirar obstáculos, vehículos o cualesquiera otros efectos o bienes irregularmente colocados, ubicados o asentados en bienes del dominio público del Distrito Federal.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *