Nacimiento de la república liberal

Share Button

El proyecto del Presidente, elaborado por la subcomisión, preconizaba un sistema presidencial acentuado. En cambio, los partidos Radical y Conservador propugnaban por un sistema parlamentario regulado.

Como transacción, para evitar la ruptura de la Comisión Consultiva, se acordó consultar al pueblo esos dos proyectos; respectivamente, el voto rojo, del Presidente, y el voto azul, disidente o de sistema parlamentario. Los que no estuvieran de acuerdo con alguna de esas fórmulas votarían en blanco.
No existen debates parlamentarios de la discusión de la Carta que nos rige. La única fuente para conocer los debates son las actas de las sesiones celebradas por la Comisión Consultiva

Cabe señalar que el proyecto de Constitución elaborado en la subcomisión de reforma incluía varias de las proposiciones formuladas el 2 de Junio de 1890 por el presidente don José Manuel Balmaceda y que en esa época encontró un absoluto rechazo, como ejemplos tenemos la supresión del Consejo de Estado y de la Comisión Conservadora, las incompatibilidades entre las funciones de ministro y parlamentario, y la elección y duración del período del Presidente de la República.

Aprobación del texto

Don Arturo Alessandri estimaba que el plebiscito, y no la Asamblea Constituyente, debía ser la fórmula para aprobar el texto. 

Fernando Alessandri, invitó a los jefes de los partidos que estaban en desacuerdo con el proyecto a redactar un proyecto alternativo conocido como el voto disidente o proyecto parlamentarista, en su redacción intervinieron los jefes de los partidos Conservador (Bustos), Radical (Hidalgo), y don Fernando Alessandri.

Con posterioridad los Partidos Radical; Conservador y Liberal Unido acordaron abstenerse, votando por esta opición plebiscitaria sólo el Partido Comunista.

Se votaría por cédula de color rojo, azul y blanco. Con esto se descarta el voto secreto. Estas cédulas tenían una redacción especial, obra del propio Alessandri.

La consulta al pueblo se realizaría el 30 de Agosto de 1925, con arreglo a los decretos leyes 461 y 462. El 15 de Septiembre se hizo el escrutinio y arrojó el siguiente resultado: 127.483 por el voto rojo; 5.448 por el voto azul y 1.490 en blanco. Un total de 134.421 votantes, de los 296.259 que se hallaban inscritos en todo el país; o sea, 168.776 ciudadanos se habían abstenido, más del 50%

6.- Las cuestiones teológicas en el período liberal. Cuales fueron ? Exponga brevemente

Las cuestiones teológicas. Se denominaron ‘cuestiones teológicas’ a los conflictos suscitados entre la Iglesia y el Estado durante la segunda mitad del siglo pasado, en torno al fuero eclesiástico, a la libertad de cultos, a los cementerios laicos, al matrimonio civil y, en general, a las relaciones entre el poder civil y el clero, problema que se arrastraba desde Ohiggins.

Antes de las reformas liberales, la Iglesia tenía ingerencia directa en la educación, registraba los nacimientos, autorizaba los matrimonios y controlaba los cementerios.


El comienzo de la crisis de las relaciones entre la Iglesia y el Estado se produjo a fines del gobierno de Montt, el cual tuvo que reafirmar el poder civil sobre el eclesiástico en la ‘cuestión del sacristán’, apoyando el  derecho  de  la  Corte  Suprema  de  pronunciarse  sobre  el  despido  de  un  sirviente  por  el  sacristán  mayor, atribución que había sido desconocida por el Arzobispo.

Los gobiernos liberales, respaldados por los radicales y nacionales, lograron vencer la resistencia de los prelados católicos a someterse a las leyes del Estado.

El Código Penal, promulgado en 1874, introdujo disposiciones que facultaban a los jueces para dictar sentencias en contra de los sacerdotes. 

Al año siguiente, la  Ley  Orgánica  de  Tribunales  abolíó  el  fuero  eclesiástico. 
Esta  medida,  destinada  a debilitar realmente el poderío  de  la  Iglesia,  fue  resistida  por  el  clero  con  medidas  drásticas  como  la  excomunión  de  los parlamentarios que aprobaron la ley.

Una de las primeras leyes sobre libertad de cultos fue la de 1865. Permitíó a los no católicos ejercer su  culto  en  recintos  privados  y  financiar  escuelas  particulares  para  la  educación  de  sus  hijos. 
En  1873,  se decretó que la enseñanza de la religión no sería obligatoria en los colegios fiscales

. En  1883  se  dictó  la  ley  de  cementerios  laicos,  resolución  que  suscitó  una  violenta  reacción  de  la Iglesia.

El gobierno tuvo que amenazar con la aplicación de severas medidas para impedir que los católicos trasladaran  los  cadáveres  del  Cementerio  General  a  los  patios  de  las  iglesias.

  A  partir  de  1884,  la administración  pública  fue  la  única  facultada  para  expedir  certificados  de defunción.

En 1884 se promulgaron las leyes de Matrimonio Civil y Registro Civil, las que privaron al clero de su antiguo derecho a constituir legalmente la familia chilena.

Estas medidas no habrían tenido tanta repercusión política si la Iglesia y el Partido Conservador no hubieran adoptado una posición intolerante, que se exprésó en innumerables actitudes de fanatismo religioso, alentadas por la jerarquía eclesiástica.

Las  leyes  sobre  libertad  de  cultos,  cementerios  laicos  y  matrimonio  civil  favorecían  no  sólo  a  los miembros  de  la  masonería  chilena,  sino  también  a  los  extranjeros  residentes  en  el  país,  la  mayoría  de  los cuales  era  protestante  en  aquella  época. 
Se  aspiraba,  asimismo,  a  garantizar  la  libertad  de  cultos  a  los inmigrantes no católicos de la zona sur. En resumen, las medidas progresistas mencionadas anteriormente quebrantaron en parte la influencia de  la  Iglesia  Católica  en  la  sociedad  chilena,  afianzaron  el  creciente  proceso  de  secularización  de  las instituciones y reafirmaron la supremacía del poder civil sobre el eclesiástico.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *