La constitucion española,los derechos y deberes fundamentales.derechos y libertades

Share Button

TEMA 9, DERECHOS DE LA PERSONALIDAD


1 Introducción: derechos fundamentales y derechos de la personalidad


Derechos innatos inherentes a la persona, tienen por objeto la proteccion de la persona tanto desde un punto vista fisico como desde un punto de vista moral. No siempre han sido reconocidos algunos son relativamente recientes por ejemplo derecho al honor.
Los derechos de la personalidad o derechos fundamentales, constituyen una esfera individual inherente a la propia persona, que todo OJ debe respetar. Estos derechos se han ido desarrollando y ampliando desde la Carta Magna inglesa (1225), pasando por la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, hasta las actuales Constituciones.

Nuestra Constitución contempla tales derechos de forma satisfactoria, enfatizando ese carácter inherente al concepto de persona: “la dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de su personalidad, el respeto a la ley y los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social” (art.
10 de la CE). En consecuencia, la categoría de derechos a la que nosreferimos, se consideran un prius a la propia Constitución, en el sentido de que es un presupuesto de la propia organización política. La doctrina civilista se ha encargado de estos derechos muy tardíamente, aunque en la actualidad son objeto de especial atención. La legislación al efecto es casi coetánea: Notas distintivas de los derechos fundamentales: Especial rígidez en su reforma mayoria de 2/3 168 CE, Necesidad de LO para su desarrollo 81 CE, Garantía y proteccion especial: recurso de amparo ante el TC. Tutela especial ante los tribunales ordinarios.

La esencialidad o inherencia de la persona:


son derechos, antetodo, inherentes a la persona, por el mero hecho de serlo. El maestro Beltrán de Heredia, acierta al caracterizarlos de esenciales.

La condición de derechos personalísimos:

los debe ejercitar,necesariamente, su titular, sin posibilidad de enajenarlos o transmitirlos. Son inalienables, indisponibles, irrenunciables e imprescriptibles. Todos los derechos de la personalidad son personalísimos, pero no todos los personalísimos son derechos de la personalidad (ej. la patria potestad).

El deber general de respeto:

su titular puede conculcarlos yreclamar su protección erga omnes. La propia ley debe reconocerlos. Son derechos generales en cuanto todos los miembros de la colectividad deben respetarlos. El autor (Lasarte) prefiere esta denominación a la de derechos absolutos, compartida por la mayor parte de la doctrina.

La extrapatrimonialidad:

carecen de valoración económica concreta, sirven para reconocer ámbitos de seguridad y de libertad necesarios para el desarrollo personal y no incrementan el patrimonio.

2 UNA CLASIFICACIÓN INSTRUMENTAL DE LOS DERECHOS DE LA PERSONALIDAD

*El derecho a la vida:

Art. 15 CE: “Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física…”. Su protección se produce sobre todo en el Código Penal. Código Penal Militar. Tiene repercusiones civiles: cualquier agresióno lesión de la vida o integridad física, aunque noconstituya delito, da lugar a la responsabilidadextracontractual ex art. 1902.

*El D. a la Integridad física y trasplantes de órganos

Legislación aplicable:Ley 30/1979, de 27 de octubre, sobre extracción y trasplante deórganos; Reglamento de 22 de febrero de 1980 yReal Decreto 2070/1999, de 30 de diciembre.Idea motriz: el altruismo y la solidaridad, que debencaracterizar las relaciones sociales, conllevan lapermisividad y licitud de la cesión de órganos.
Se admite cierto poder de disposición sobre la integridadcorporal, siempre que:Respeto a los principios legales en la materia:Finalidad terapéutica o científica de la cesión de órganos oelementos fisiológicos,
Carácter gratuito de la cesión,
Intervención judicial en caso de donante vivo

Respecto de las personas fallecidas: podrá realizarse enel caso de que éstos no hubieran dejado constanciaexpresa de su oposición.

*Las libertades:

La libertad es un atributo inherente a la persona humanaque todo sistema jurídico debe aceptar comopresupuesto.Art. 9.2 CE exige a los poderes públicos reconocer,incentivar y hacer efectiva la libertad de los ciudadanos.La CE contempla diversas manifestaciones de la libertada lo largo de su articulado (arts. 16 a 28).Todas ellas constituyen derechos fundamentales derivados del principio general de la libertad, uno de losprincipios inspiradores del Ordenamiento jurídico (art. 1primer párrafo), manifestándose, pues, en todos lossectores del Derecho, tanto público como privado.Desde el punto de vista iusprivatista, la libertad es underecho de la personalidad de carácter básico.

*La integridad moral y la esfera reservada de la persona. Régimen jurídico.- Art. 15 CE

Derecho a la integridad moral, en formagenérica.

Art. 18.1 CE

Lo concreta: “Se garantiza el derecho alhonor, a la intimidad personal y familiar y a la propiaimagen”.
Ley Orgánica 1/1982, de protección civil del derecho alhonor, a la intimidad de las personas y a la propiaimagen (desarrolla art. 18.1 CE). Otras leyes: Ley Orgánica de 26 de marzo de 1984,sobre el derecho de rectificación, y la Ley Orgánica de

13 de diciembre de 1999, de protección de datos de carácter personal.

*Honor, intimidad e imagen:

Son conceptos contingentes y variables: dependen delmomento y las circunstancias sociales de cada época.

Honor

Estimación y respeto que la persona se profesea sí misma y que le reconozca la comunidad en que sedesenvuelve. (jdcia: lo identifica con la fama,consideración, dignidad, etc.).
Intimidad personal (y familiar): ámbito de actuación decualquier persona (y familia) que debe ser respetado portodos.

Propia imagen

Necesidad del consentimiento de lapersona para hacer pública su representación gráfica,mediante cualquier procedimiento técnico dereproducción.

ÁMBITO DE PROTECCIÓN

*Criterios generales (art. 2.1): Art. 2 LODH: “la protección civil… quedará delimitada por las leyes y por los usos sociales, atendiendo al ámbito que, por sus propios actos, mantenga cada persona reservado para sí misma o su familia”. Los criterios objetivos: las leyes y los usos sociales. El criterio subjetivo: cada persona queda vinculada por sus propios actos en relación con el ámbito que considera reservado e intimo.

*Criterios específicos (art. 7): Se centra en la idea de INTROMISIÓN ILEGÍTIMA: actos que pueden considerarse atentatorios contra tales derechos. Supuestos de intromisión ilegítima (art. 7). No taxativa. Supuestos no considerados intromisión ilegítima (art. 8).

*Especial referencia al consentimiento del titular del derecho. No cabe apreciar intromisión ilegítima cuando el titular del derecho la hubiese consentido expresamente (art. 2.2).

Protección:


Legitimación activa: el titular del derecholesionado (plazo de caducidad de 4 años).Especial referencia a personas fallecidas.Adopción de medidas:cese de la intromisión, restablecimiento del derecho lesionado, prevención de ulteriores intromisiones, reconocimiento del derecho a replicar, difusión de la sentencia, derecho a la indemnización de los perjuicios Causados.

La existencia de perjuicio se presumirá siempre que se acredite la intromisión ilegítima.
La indemnización se extenderá al daño moral, se valorará por: Las circunstancias del caso, La gravedad de la lesión efectivamente producida, La difusión o audiencia del medio en que se ha producido, El beneficio obtenido por el causante de la vulneración.

3 IDENTIFICACIÓN DE LA PERSONA


El derecho al nombre consiste en la utilización exclusiva del nombre de la persona. Goza de protección civil, penal, administrativa y mercantil, pero no está recogido en la CE como derecho fundamental; solo es un derecho de la personalidad. Se encuentra regulado por el CC, la ley de Registro civil con modificaciones por la ley 40/1999 y la Lo 1/2004 y la ley 3/2007. En España, la identificación de la persona se realiza mediante la existencia del nombre propio  los apellidos, correspondientes a ambos progenitores. Deberá inscribirse en el RC no pudiendo consignarse más de un nombre compuesto, ni más de dos simples; quedan prohibidos los nombres que perjudiquen a la persona; no puede imponerse al nacido el nombre de su hermano, a no ser que haya fallecido. Existe la posibilidad de cambiar de nombre, previa autorización del encargado del RC si existe causa justificada y no hay perjuicio para tercero; existe también la posibilidad de cambiar de apellido. La determinación de los apellidos está fijada en art. 109 CC

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *