Control de constitucionalidad

Share Button

5.

Los sistemas de jurisdicción constitucional concentrada y difusa

Podemos hablar de dos grandes sistemas de control jurisdiccional de la constitucionalidad de las leyes : difuso (USA) y concentrado ( austriaco- kelseniana). 1. En el difuso el control se le atribuye a todos los órganos judiciales que lo ejercitan incidentalmente con ocasión de la decisión de una causa de su competencia. 2. En el concentrado el poder de control se encuentra en un único órgano jurisdiccional. Diferencias: 1. En el sistema norteamericano (difuso) todos los órganos judiciales ordinarios pueden pronunciarse sobre la constitucionalidad de las leyes, no dando lugar a una jurisprudencia dispersa y contradictoria, pues la fuerza vinculante del procedente actúa del correctivo del sistema. Las posibles divergencias de distintos tribunales pueden se decididas por los órganos judiciales superiores y en especial por el TS cuya decisión será vinculante. En el sistema concentrado otorga a un TC el monopolio de las competencias para conocer la constitucionalidad de las leyes. 2. En el modelo norteamericano la ley sospechosa de inconstitucionalidad no es susceptible de impugnación directa. La inconstitucionalidad solo puede hacerse vales como cuestión incidental , lo que implica que solo en el curso de un proceso en el que halla de aplicarse la norma presuntamente inconstitucional, podrá procederse a analizar la existencia del supuesto vicio. El control de constitucionalidad se lleva a cabo de la vía procesal de la excepción de inconstitucionalidad. En el modelo austriaco-kelseniano el procedimiento ante el tribunal constitucional se inicia mediante el ejercicio de una acción de inconstitucionalidad (procedimiento de impugnación directa) lo que amplia enormemente las posibilidades del control de constitucionalidad por que la impugnación de una norma legal no se vincula a la existencia de una litis facilitándose la anulación de leyes inconstitucionales que a lo mejor no provocan controversia. Su unidad viene dotada de una norma determinada por otra de grado superior, determinada a su vez por una mas alta. Esta concepción del ordenamiento jurídico encuentra su última referencia en la constitución, que entraña la necesidad de una garantía jurisdiccional de la constitución. Esta garantía jurisdiccional es un elemento de medidas técnicas encaminado a asegurar la regularidad de los actos jurídicos de creación/aplicación del derecho, la idea de regularidad alude a la necesaria relación de correspondencia entre una norma inferior y una superior. El aseguramiento e esa regularidad viene exigida por el hecho de lo que el derecho no deja concentrarse. La consecuencia de esto para Kelsen es que las garantías de la constitución son garantías de la regularidad de las normas inmediatamente subordinadas a la constitución, las garantías de la constitucionalidad de las leyes. La anulación del acto inconstitucional es la garantía mas eficaz de la constitución. La facultad de anular un


acto estimado como inconstitucional debe atribuirse a una jurisdicción o tribunal constitucional, según Kelsen: Kelsen concibe al TC no como un órgano jurisdiccional en sentido estricto sino como un legislador negativo. De esta concepción del control constitucional de las leyes se desprenden una serie de rasgos contrapuestos a los del modelo de revisión judicial norteamericano.3. Las mayores posibilidades de utilización del recurso que permite el modelo de jurisdicción concentrado hacían aconsejable cierta moderación en el recurso a este mecanismo procesal. Los ordenamientos constitucionales europeos del modelo concentrado han acotado en mayor o menor medida los órganos legitimados para recurrir a la acción directa de inconstitucionalidad. El común denominador de todos ellos nos viene dado por la limitación de la legitimación para recurrir a órganos encargados de velar por el interés general. Contrasta con la legitimación existente en el modelo difuso ene l que las partes del litigio donde debe aplicarse la norma supuesta inconstitucional las legitimadas para plantear la excepción de inconstitucionalidad. 4. Otra diferencia viene dada por los efectos de las sentencias que ponen fin a la acción o excepción de inconstitucionalidad. En el modelo difuso puede afirmarse que el juez no anula la ley sino que declara una nulidad preexistente, inaplicándola por lo que los efectos de su declaración son retroactivos (ex tunc) y dado al carácter individual de la demanda limitados al caso concreto (interpartes). El TS norteamericano ha temperado las consecuencias del principio de la retroactividad en el sentido de entender que la constitución es un documento vivo. Aunque los efectos de la sentencia se circunscriben a las partes de la litis, la incidencia del principio del stare decisis puede llegar a alterar esta circunstancia, lo que implica la posibilidad de solventar las divergencias interpretativas que puedan producirse entro los distintos órganos judiciales en cuanto a la constitucionalidad de una determinada norma legal. En contraposición a la implantación al caso concreto a que, en general, conduce la excepción de inconstitucionalidad la impugnación en vía directa de una norma legal ante el TC conduce a la cancelación definitiva de la ley. 5. En nuestros días se halla muy avanzado un proceso de progresiva fusión de los modelos de control jurisdiccional. El acercamiento entre los recursos propuestos directamente al juez constitucional concentrado y los juicios de inconstitucionalidad a él remitidos por un juez en virtud de la relación de prejudicialidad lo que permite descubrir una mas amplia unidad de los sistemas. Existen convergencias entre ambos sistemas. Así la distancia entre la eficacia del precedente en USA y la propia eficacia del efecto de las sentencias de los TC europeos va disminuyendo pues el contenido de muchos pronunciamientos termina en la práctica por dar lugar a la eficacia del precedente. No solo es posible combinar los sistemas diversos sino que es posible la evolución hacia un sistema común.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *